viernes, 17 de noviembre de 2017

mendigos de la calle mayor

Aunque de edad indeterminada, siempre pienso que son mucho más jóvenes de lo que parecen. Machacados por el sol, el frío, el tabaco y el alcohol, han envejecido prematuramente. Como en una obra de teatro, se mueven en su pequeño círculo, ignorando el mundo que les rodea. Ese mismo mundo que los ha ignorado. Están a un palmo de mí, pero no existo. Y no se debe a mi pretendida invisibilidad, no, es que vivo, con todo ese mogollón de humanos estúpidos que llaman ciudadanos, en un mundo paralelo.

jueves, 16 de noviembre de 2017

la plaza de ramales



La Plaza de Ramales es un pequeño espacio abierto y tranquilo junto a la Plaza de Oriente de Madrid, en el barrio de los Austrias. Fue José Bonaparte quien la amplió tirando la Iglesia de San Juan Bautista, del siglo XII, una de las más antiguas de Madrid, que daba nombre a la plaza. Esta iglesia tenía una capilla de la Orden de Santiago, a la que perteneció Diego de Velázquez y en la que posiblemente fue enterrado. Unas piedras recuerdan el lugar donde estuvo esta iglesia. El nombre actual viene de una batalla en esta localidad cántabra, de la Primera Guerra Carlista. En la placa de baldosines que la identifica aparece la figura de Velázquez, recordando que bajo su solado es muy posible que se encuentren los restos del pintor.

El edificio que vemos en el centro del dibujo es la casa-palacio de Ricardo Angustias, el resultado de una restructuración y ampliación de un edificio de viviendas para residencia de su propietario. De 1920 a 1922, el arquitecto Cayo Redón y Tapiz creó un palacete con dos plantas más, un torreón medieval entre terrazas y fachadas con murales y nuevos elementos externos como balcones, ventanas y ménsulas, hoy día bastante deterioradas. En el bajo se encuentra el Café de los Austrias, que utiliza parte de la plaza como terraza.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

casi tocando el guernica




Lo que más me impresionó del Guernica de Picasso, cuando pudimos verlo por primera vez en España, fue la violencia de los brochazos, los chorreones de pintura, los intentos fallidos de grafito; es decir: la lucha del pintor por encontrar la obra, ligada a la conmoción del bombardeo. Toda esta fórmula imperfecta, inacabada, ha sido campo trillado de la pintura desde entonces hasta nuestros días. Todo aquello que no aparecía en las pequeñas reproducciones que colgaban en las paredes de los estudiantes progres, puede verse al detalle, cerca cerquísima, en la página web que el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía dedica a esta gran obra y que ha llamado Repensar Guernica, en una sección flipante que denominan Guernica Gigapíxel. Merece la pena la visita.

martes, 14 de noviembre de 2017

lunes, 13 de noviembre de 2017

domingo, 12 de noviembre de 2017

un café en la glorieta

En el otro extremo están los cafés en cadena. Camareras tratan de ser simpáticas a pesar del estrés y de su ridículo sueldo. Las abuelas acercan sus bandejas a las mesas con las manos temblorosas. Entonces llega un encargado malhumorado y las camareras se indignan. Están a punto de lanzar las pastas al aire. Pero esto nadie lo dibujará.

viernes, 10 de noviembre de 2017

el café boconó

En la parte superior de Lavapiés, en Embajadores 3, lo que antes fuera una tienda de muebles barateros, uno puede desayunar como si estuviera de viaje en el Bocono Specialty Coffee, un café al estilo vintage, es decir con muebles comprados en el Rastro, rodeado de guiris con el portátil. Nada que ver con un café al uso: lentísimo, caro, incómodo, silencioso y sin ninguna opción alcohólica. Te ponen el café frío con la excusa de que la leche caliente mata el sabor del café, pero no les importa matar el sabor del tomate de la tostada con mogollón de orégano. Buenos cafés internacionales y especialmente indicado para dibujar y pasar la mañana desayunando en un día lluvioso e intempestivo.

miércoles, 8 de noviembre de 2017

cuadernos en el archivo de mary y john




Los visitantes de la expo temporal en CaixaForum Madrid de los diez proyectos fotográficos ganadores de la 20ª convocatoria de FotoPress La Caixa pueden encontrar de golpe unos cuadernos artesanos con cuentos ilustrados de John y Mary, abuelos maternos del fotógrafo documentalista italiano Federico Claverino. Este proyecto se llama Hereafter y da luz sobre el archivo de su abuela (su abuelo murió en el 98) cuya historia va unida a la historia colonial de Gran Bretaña. Siguiendo el rastro de la vida y de los viajes de John y Mary, pretende hablar de los últimos años de la historia colonial europea y de sus consecuencias a través de la historia de una familia. Su formato final está pensado como libro y como exposición.

Descendiente del General Gordon de Jartúm, después de la Segunda Guerra Mundial John fue enviado a Kadugli (Sudán) en calidad de Comisario del distrito de Kordofán. A lo largo de aproximadamente 20 años ambos vivieron y trabajaron en Sudán, Libia, Omán, Jordania y Chipre. Fueron testigos del derrumbe progresivo del imperio colonial británico. Volvieron a Jartúm al final de su carrera diplomática en calidad de embajador, antes de retirarse a Horsham, un pequeño pueblo al sur de Inglaterra, donde todavía vive Mary, en una casa llena de recuerdos.

lunes, 6 de noviembre de 2017

cuaderno diminuto escondido en una boda

Guillermo, Velas, Geri, Juan y Marisantos.